DEL CONCEPTO DE DIGNIDAD

DEL CONCEPTO DE DIGNIDAD

Dignidad: Cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto a sí mismo y hacia los demás no dejando que lo humillen ni degraden.

En estos tiempos en los que nos hallamos con unas grandes inseguridades frente a los retos que nos presenta un ya visible horizonte que abarcan desde la formación y/acuerdo de un nuevo gobierno, la convocatoria de elecciones, el hacer frente al desafío separatista que con toda la necedad y chulería posible proclama, Ho tornarem a fer/Lo volveremos a hacer y la proximidad de la Sentencia del Tribunal Supremo en cuanto al juicio de los políticos catalanes que perpetraron un auténtico golpe de estado institucional nos lleva a una inquietud notable en todo el país.

A ello se unen las otras incertidumbres como son la declaración del Sr. Torra, Presidente de la Generalitat de unos cuantos y no de todos, por haberse saltado a la torera las órdenes de la Junta Electoral Central, la largamente esperada y fuertemente manipulada sentencia de los ERES de Andalucía, las causas diversas de corrupción, las numerosas querellas y denuncias por tantas irregularidades cometidas por políticos de gran responsabilidad institucional, llevan a la sociedad civil a plantearse cada día en tertulias, publicaciones y discusiones de la calle o del trabajo o del bar. Es indignante. Los políticos han perdido la dignidad. Qué indignidad están demostrando, y un largo etcétera de calificaciones.

Efectivamente, no es un prodigio de dignidad la actitud con la que aquellas personas que han sido democráticamente elegidas por la ciudadanía para llevar el timón de España cuando el país se halla en un momento tan delicado que necesita urgentemente de hombres de estado, de mentes preclaras y creativas que sean capaces de entenderse como libres iguales dentro de los distintos y de las distintas ideas que defienden sus programas.

Ausencia de mayorías e imposibilidad de alcanzarlas por los egos, personalismos y afanes de protagonismo, partidos políticos a la deriva sin ideas claras ni actitudes que permitan la concordia, total desgobierno de la nación sin que se promulguen leyes o no se tenga más actividad parlamentaria que la confrontación, discursos a la greña y peleas de colegiales, conforman el escenario en el que transcurre la tragedia.

No obedece a la dignidad de las personas que España ante la estupefacción europea esté enfrascada en mociones de censura, elecciones grotescas, manifestaciones ridículas y hasta hilarantes de los distintos o distintas portavoces, y vaivenes ante el Rey Felipe VI que encarga la formación de un gobierno que no se forma por rechazo del Parlamento y, ahora, obligado a esperar para no provocar una nueva situación de absurda incertidumbre de los votos, cuando no acabando por disolver las Cortes Generales y convocar unas nuevas elecciones que vendrán a sumarse al caos de acontecimientos.

Debo finalmente manifestar mi indignación ante tanta indignidad y ausencia de dignidad por no existencia o por pérdida de la misma.

Esperemos que la sociedad civil, sus organizaciones y nuestro Foro España de la Solidaridad y el Progreso puedan cubrir esas enormes ausencias demostrando a los indignos que este país sí es digno de su sociedad y la sociedad digna de España.

 

Mariano Gomá

Vicepresidente del Foro España

Responder

Tu email no será publicado. Required fields are marked *
Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>