Presupuestos. Cataluña o la deslealtad.

Presupuestos. Cataluña o la deslealtad.

Hay veces que me pregunto por qué los movimientos políticos son tan difíciles de entender pues en mi condición de normalidad creo que debe, o debiera haber entre los líderes de la política de nuestro país, mentes privilegiadas que ven más allá que el resto de los mortales, pero a la vista de los movimientos del gobierno de España no sé si para complacer a Cataluña o a congratularse con sus dirigentes, es algo que se escapa a mi comprensión.

Yo creía que estaba claro que el gobierno catalán y sus movimientos lo único que pretenden y les interesa es destruir España, independizarse y crear una república, quizás en vez de la de la banana sea la de la Ratafía, importándoles cero la mejora en el tratamiento presupuestario que además representa un enorme agravio hacia otras comunidades autónomas. Esa deslealtad curiosamente viene a ser premiada y de verdad no consigo alcanzar a comprender los objetivos puesto que cualquier inyección económica va a canalizarse de forma inmediata hacia los movimientos de apoyo a la secesión. Embajadas en el extranjero, partidas interminables de viajes y mantenimiento a fugados de la justicia, medios de comunicación en radio y televisión, manipulación escolar, control de los cuerpos de seguridad catalanes e ingentes cantidades para mantener bien vivas las organizaciones de apoyo callejero a la secesión, sean violentas o no, pero que representan el brazo de la calle que amenaza y amedrenta a la ciudadanía.

Todo ello aunque se crea que se puede controlar puesto que las partidas de mejora están destinadas a departamentos más eficaces, es una falsedad porque los recovecos, truculencias, traspaso entre partidas, fondos de libre disposición y un centenar de trilerias más, permiten que los fondos alcancen los citados perversos destinos y no aquellos a los que originalmente estaban destinados. Hay que entender en ese contexto la creciente indignación de las comunidades leales con el país por el trato de favor que se pretende dispensar con la deslealtad del gobierno catalán, supongo que tan solo para disponer de unos votos en el Congreso que ayuden a aprobar los presupuestos.

Ignoro si los sabios iluminados que disponen el destino de los presupuestos alcanzan a ver la eficacia mucho más lejos que un simple ciudadano de a pié pero mucho me temo que su horizonte es tan turbio y nebuloso que el que se ve a simple vista, sin varitas mágicas ni bolas de cristal, pero al tiempo. Nos esperan un año de grandes citas electorales y creo que la ciudadanía ha dejado de tontear, de ponerse de perfil o hacer como que no se entera con lo que las urnas van a acabar imponiendo democráticamente un ritmo diferente al baile.

 

Mario Gomá

Vicepresidente

Responder

Tu email no será publicado. Required fields are marked *
Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>